¿La realidad verdadera? (Sueños)

Sueños.

Fuga nocturna de esa prisión que se llama vida.

Rompecabezas de impresiones que no embonan muy bien, o que embonan perfectamente.

Proezas imposibles, consumación de pasiones que nos niega la vigilia.

El sabor de las mil muertes y volar sin tecnología alguna.

Seres queridos resucitados, seres alejados de vuelta a tu lado.

A veces malas experiencias, el encuentro cara a cara con algo más feo que la maldad.

No me gustan cuando son producto de la fiebre.

Convivencias descabelladas, terrores de los que puedes escapar en el último segundo, o abrazos ansiados, en el día frustrados, de los que no quisieras desprenderte.

En mi caso, son cadenas largas de incoherencias barnizadas con su propia lógica.

Sólo despierto es que logro descubrir sus absurdos.

Para mí los sueños son necesarios, no le creo a quien me diga que son un desperdicio de mi tiempo. Quien dice eso no ha aprendido a valorarlos.

Yo no podría vivir sin ellos, por eso ¡que vivan los sueños!

30 de abril 2008

Un comentario en “¿La realidad verdadera? (Sueños)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s