La cadena del sofista

La verdad es luz, la luz mata tinieblas, las tinieblas habitan mentes y las mentes son diversas. Diversas son las palabras y las palabras son confusas, confusas son tus maneras y aún así las usas. El amor es ciego, ciego es también el odio. El odio taladra, y el taladro hace hoyos. Los hoyos son oscuros, y oscuros son muchos conceptos. Hay conceptos en tu cabeza y en tu cabeza estoy muerto. La duda es tortura, la tortura insoportable. Insoportable es quien no es amable, el grosero es detestado por los otros, y otros son todos esos que no somos nosotros. Tú eres bella, bella es la pureza, la pureza es un cristal y el cristal delicadeza. Delicada es tu persona y tú manera de ser. ¿Cómo en este mundo no te iba yo a querer?

2 comentarios sobre “La cadena del sofista

  1. esta hilación de conceptos me atrapó. es bien sabido que a veces dejamos entrever tanto de nosotros que los conceptos que no creemos decifrarlos se acoplan muy bien

    Me gusta

    1. Es la teoría del caos, el aleteo de una mariposa ocasiona que una cocacola sea tapada en el otro lado del mundo, y un volcán hawaiiano que no hace erupción tiene que ver con un borrachito con cólico en la Ciudad de México. Todo está unido, encadenado, no recuerdo si se le llama samsara o es samsa s.a. Ya no se sabe en los días actuales. El punto, Jo, es que todo está interconectado (para bien o para mal, no me gusta la torta de tamal).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s