Carreteras confundidas

El tiempo que he vivido ha sido dictado, autoritariamente sin exigencia aparente, por el ritmo de tu propio reloj. Los caminos que he tratado de seguir han sido los indicados por tu brújula, cuya aguja parece hélice de biplano volando o un ventilador en verano. Por ti he esperado cuando a mí no me gusta ejercitar ni la paciencia. Tú, tan fijada en el pasado, dejas morir el presente, pudriendo de antemano los posibles frutos del mañana. Y yo, tan tarado, que me sigo mareando sin salir de tu círculo vicioso. Llegó el día de las recriminaciones, decir “yo todo te lo di” y oír la respuesta de “yo jamás te pedí nada”. Bien pagados los dos. Uno quiso saber quién iba a escribir la historia de lo que pudo suceder, la otra siempre quiso escribir la historia de lo que era y lo que sería. Así sucede que tras quererse tanto, siendo dos extraños, se separan con amarga espuma del mar de la rabia. Se separan heridos, ardidos bajo el quinto sol y como viviendo en el sexto infierno. Dos incompatibles desconocidos que se creyeron compañeros de viaje y que al conocerse se dieron cuenta de que no tenían nada en común, ni la corriente eléctrica de sus impulsos. De aquel cariño ficticio sólo quedará. Si bien les va, la indiferencia y el mal sabor. Ojalá hubiesen visto a tiempo los signos de la carretera.

Anuncios

5 comentarios en “Carreteras confundidas

  1. no.. sshhh..
    no digas nada.. no digas eso..
    cada huella en la playa
    se borra con el mar
    pero comprime la arena
    y deja un camino marcado para siempre
    en el fondo de nuestro corazón.

    recojos los pedazos de tu alma
    con cariño.

    gracias por haber venido

    un saludo.

    Me gusta

  2. Suele suceder que pasen este tipo de situaciones, casi siempre en una relación uno quiere más que el otro. Hay que tomar lo bueno que nos haya dejado aquella relación, pero, se por experiencia propia que por un tiempo seguimos viendo hacia el pasado dejando el presente o el futuro sin remedio.

    Gracias por pasar a mi espacio.

    Besitos!

    Me gusta

    • Hola Sandra, coincido con tu comentario. No e sbueno quedarse dándole vueltas a un pasado, dejando marchitarse el presente. No es bueno no aprender de las situaciones y seguir repitiendo historias, como un karma molesto. Gracias y saludos.

      Me gusta

  3. “Tú, tan fijada en el pasado, dejas morir el presente, pudriendo de antemano los posibles frutos del mañana. ”
    Por penoso que suene admitirlo, esa soy yo.

    No sé si realmente habrás visto mi cerebro, a veces llego a creer que no tengo y es la simple costumbre que tengo de escucharle a la gente decir lo buena que soy en ‘algo’. La verdad es que me cuesta mucho entender muchas cosas y creo que el problema reside en la complejidad e importancia que le doy a todo aun sin tenerla. De todas formas, muchas gracias por tener esa opinión de mí.
    Yo veo la vida como algo forzoso, es como una obligación más. Depende de nosotros hacerla amena, pero ¿hasta qué punto? La vida no es nuestra, es del mundo y el mundo es un cabrón (perdona la expresión)
    Y es cierto, no veo la televisión, el título y elementos de mi blog son para denunciar el mal que hace en la mente de la gente. Suelo ver películas. Muchas películas.

    Gracias.
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s