De lo mucho y de lo poco

Muchos hablan demasiado y de lo que hablan conocen demasiado poco; pocos identifican al amor en la primera vista, pocos son conscientes del momento en que están fabricando un recuerdo, casi nadie es lo que aparenta ser. Pocos son los amigos verdaderos, pocos los que se atreven a una entrega total, pocos tienen sentimientos sinceros, muchos se preguntan qué te pueden robar. Pocos aman a los otros como se aman a sí mismos, pocos saben utilizar el sarcasmo de manera que no sea un arma barata, pocos son amables con los caídos, muchos te estiman cuando quieren obtener algo de lo que tienes. Pocos ven más allá de sus narices, pocos cumplen lo que prometen, pocos son realmente libres, casi todos hacemos lo que más nos conviene. Pocos se resisten al dinero, pocos aplican las leyes de honor, pocos conocen la palabra eterno, muchos escupen a la cara del amor. Puedo estar aquí, sin estar presente, puedo simular que sigo la corriente, pero esto a la larga sería fingir, creer en una mentira que no puedo tragar.

Anuncios

4 comentarios en “De lo mucho y de lo poco

  1. A veces un alma conectada a la nuestra es nuestro mejor retrato.
    Cuando el sentimiento transpasa los límites del espacio-tiempo se siente tan fuerte que de nada vale cuestionarse o tratar de entender.

    El problema creo es cuando a pesar de haberlo sentido, adviene una gran desilusión.

    Y entonces, si eres de “los pocos“ y no quieres fingir lo contrario… te queda como opción entender que el amor es imperfecto y probablemente alguna vez te clave un puñal por la espalda si le conviene… o… seguir persiguiendo a los pocos que cada vez son menos. Huir del amor mezquino aunque implique irte de lugares que supieron ser tuyos.

    Leri.-

    Me gusta

    • El amor mezquino no es amor. A veces se pierde tiempo (y mucho) tratando de entender a los demás, lo peor es que luego ni siquiera nos entendemos a nosotros mismos (vana pretensión). Igual y lo mejor es dejarse llevar por la corriente un poco, o sentarse a la Lennon y ver las ruedas pasar. Nahh ¿a quién engaño? Eso no nos sale tan bien cuando lo proponemos. Esperemos que sea un don que nos otorgue el tiempo. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s