Hay golpes que no valen la pena

King Kong en un oscuro callejón esperando que pase el Valentino Cobarde para cobrarle que éste le haya robado a su Coqueta Julieta.

King Kong en un oscuro callejón hizo pagar caro al Valentino Cobarde, con intensos intereses, el robo de la Coqueta Julieta, mientras ésta juraba su efímero amor eterno a un Maduro Adinerado, con el que al final escapó.

El tercero no fue el vencido. A veces los golpes que da la vida no valen la pena.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s