Madurez

La mayor parte del tiempo la gente está muy ocupada como para hacer caso a sus sueños (no se diga para esforzarse en hacer realidad sus ilusiones). La escuela nos enseña a ser productivos y nos corrige esas infantiles ansias de querer caminar sobre las nubes. Nos forma y nos hace prácticos para terminar ansiando el éxito masivo que se nos inculca. Pero de repente volcamos nuestra admiración hacia aquellos que, habiendo dejado de ser niños cronológicamente, nos cuentan que saben caminar sobre las nubes. Ellos se convierten en el recuerdo materializado de lo que soñamos alguna vez; y nosotros, para justificar la frustración, nos autoengañamos diciéndonos que esas personas son muy especiales, que tienen un don y que son genios. El don creo que lo tenemos todos, pero estamos demasiado ocupados como para hacer caso a eso.

2 comentarios en “Madurez

  1. No siempre, la escuela, extermina ensoñaciones, o apaga ilusiones… No todos somos maestros avocionales, ni pretendemos formar un ejército de futuros competidores… Hay quienes creemos que ser inocente e ingenuo, es algo que no se debería perder… Hay quienes pensamos que soñar es una forma de vida, y hacer que los sueños, dejen de ser solo sueños, una religión… Alentar, animar, hacer crecer como persona, formar en valores, apoyar… Eso es lo que algunos intentamos hacer en la escuela… Saber sumar es importante, pero hay otras cosas que deben tener el mismo grado de importancia 🙂

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s