Carta cartesiana tras una persiana persa

“Sé que es imposible que me quieras y sé que tu amor para mí fue sólo un sueño, del que tuve que despertar desesperado, cuando comenzamos a hablar de dinero. Sé que te necesité como al agua y como al aire, sé que para ti fui un verdadero don nadie. Ahora debo empezar a acostumbrarme, congraciarme con la soledad que por ti abandoné. No fui bueno y tampoco fuiste del todo mala, no fui un villano y tampoco personificaste la bondad. Ahora no sé ni quiénes somos, me la vivo recogiendo trozos de recuerdos. Sólo veo un completo desconocido cuando me miro en el espejo. ¿Qué fue lo que pasó si nos queríamos tanto?”

Atentamente,

El dubitativo aspirante a pasivo, cartesiano, que no existe mientras no se pregunta nada.

8 comentarios sobre “Carta cartesiana tras una persiana persa

  1. “¿Qué fue lo que pasó si nos queríamos tanto?” debe ser uno de los planteos más reiterados de las grandes historias de amor.
    Entiendo perfectamente esos no extremismos (ni uno demasiado bueno ni el otro demasido malo) que hacen que las relaciones se dilaten al punto en el que se vuelven esa gota de agua que erosiona sólidas rocas.

    Sigue preguntándote cosas, mi querido amigo, pero pregunto… dejando abiertas preguntas uno se vuelve ¿inmortal?

    Me gusta

  2. El problema, mi estimado Mauricio, es que usted aún cree en Decartes y en su bendita categoría de representación. El amor, Don Luja, no es más que eso, amor. No le busque la idea esencial e irreductible para volverlo eterno. El amor es lo que es en el momento que ocurre. Cuando adviene la duda, no sé si es amor, es duda.
    Y expliqueme una cosa ¿qué es eso de aspirante a pasivo? A la pasividad no se aspira, en todo caso es la pasividad la que nos aspira a nosotros y mata nuestra actividad con el mundo. No se equivoque, don Luja, usted es, digo, existe, más allá de la bruja de turno, digo, perdón, de la brujería de turno que le hace creer cualquier cosa, cualquier cosa que usted claramente no es.
    Le abrazo sinceramente, desde las pampas. Agustina Saubidet

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s