Otoño que sabe a invierno

Me escapo de la lluvia de rocas, con una piedra en cada mano, la conservo porque aún no acepto que exista nadie con más culpas que yo. Los ases se me escaparon de la manga en plena mesa de juego y mis sueños de grandeza se encogieron con el rocío del amanecer (“búscate sueños sanforizados”, me recomendó una vez el dueño de una tintorería, quien sólo bebía vino blanco), y ahora me siento tan solo como el risueño forzado que come sin compañía en restaurantes de segunda, únicamente para poder coquetear con las meseras. Ahora las cosas sólo son graciosas cuando son excesivamente tristes, pues de tanto llorar no me queda de otra más que reír, y realmente carezco de ganas para reírme. La última vez que usé corbata me fue fácil ligar a una bella señorita, pero ambas cosas me sofocan y volví a liberar mi cuello y a escribir historias bajo la luna. Lamento decirle a quien se ilusionó conmigo que me inspira una gran pereza fundar una familia, pero le recuerdo que a la larga, pasaré más noches que ella hundido en el sinsentido de la soledad. A veinte años de distancia los mosqueteros ya buscan el calor del hogar, quieren dejar atrás sus aventuras, no tanto porque les aburran, sino porque ya nada es igual. No se distinguen las cosas que están lejos y los saltos cuestan mucho trabajo. Siento que me quedan bastantes caminos por recorrer, pero creo que ya no quiero recorrerlos. El sol sigue brillando, y seguirá haciendo lo mismo cuando me haya ido. Ya no sueño con conocer a Sócrates en otra vida, pues en esta ya conocí a gente interesante. Mi objetivo es llegar a un lugar de paz. Dije y digo lo que pienso, y me sigo equivocando a cada rato. Tiro las piedras al vacío, pues de nada me sirven ya. Ojalá exista la bruja que tiene el secreto de lo que busco, ojalá y la encuentre pronto; mientras tanto tendré que seguir acabándome bolígrafos y cuadernos para plasmar en tinta mis superficialidades. La gracia salvadora ¿será en tren o en barco?

3 comentarios en “Otoño que sabe a invierno

  1. muy bueno tu escrito, he estado leyendo tu blog… disculpa no haber comentado antes.

    Debo decir que me gusta tu forma de escribir :), espero seguir viendo más por estos lados… te agrego a mis links para estar más pendiente…

    que estés bienn

    Adiós!

  2. Esperemos que en tren, que no marea y llega mucho antes a su destino.

    Llega un momento en el que te vacías tanto que te da igual dónde ir y qué hacer, vagas por la vida como un muerto viviente y no existe un descanso para el alma.

    Quizá hayas llegado a un punto en el que no puedas más, pero ese sol que brilla para los demás, también lo hace para ti, a veces nos ciega, seca nuestras energías, pero un día dejará de guiar a los demás y se dará cuenta de que existes, hay oportunidades para todos, sólo que llegan con el tiempo, hay que aguantar, intentar levantarse todas las mañanas, al final merecerá la pena.

  3. Tu escrito me recordó este otro:

    “Otoño, pálido aliento de lunas y hojas muertas,
    atrapadas bajo cielos de ceniza.

    El anochecer deshace el horizonte y las montañas,
    convierte mi alma en un abismo,
    transforma en memoria la mirada y el sueño,
    silencio espeso que inunda el espacio.

    Hablan las sombras interrogando a la noche,
    el gemido acerado de la niebla al romperse
    contra los árboles del río,
    un manto de tinieblas se extiende
    opaco e impenetrable.

    Mundo de quietud, miseria y rencores perdidos,
    tristeza muda que sangra por las heridas,
    el tiempo derramándose extraviado
    entre las nubes y el cielo negro,
    cegando a la luna.

    A falta de palabras morderse la voz,
    la sabiduría escondida en el olvido.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s