Las ropas de la ausencia

La dolorosa ausencia tiene dos ropajes favoritos, que usa cuando visita a sus víctimas (quienes curiosamente suelen ser las mismas): el de cualquier noche y el de domingo por la tarde. Cuando la dolorosa ausencia se viste de domingo por la tarde, hace que el tiempo se sienta inútil y que la espera sea amarga, todo a pesar del sol. Pero tiene una promesa: la rutina próxima del lunes. Cuando la dolorosa ausencia se viste de noche, ataca a sus víctimas con mayor virulencia y además les niega la calidez del sol. El tiempo transcurre lento y su promesa es el amanecer. De las dos vestimentas de dolorosa ausencia no prefiero ninguna, además tengo mis fórmulas para eludirla, sin importar sus ropajes. Los domingos por la tarde suelo escaparme físicamente a los sitios donde el tiempo adquiere su dimensión correcta. Cuando se viste de noche, escapo mentalmente a reinos de otras épocas o de otras dimensiones, o mejor construyo mis propios reinos, donde el tiempo adquiere toda dimensión. A veces parece que soy un escapista de la realidad.

12 comentarios en “Las ropas de la ausencia

  1. Hola M

    Los domingos a la tarde ya suelen ser un poco tristes … no se si por que marcan el final del fin de semana y la vuelta a la rutina, pero si además se está solo eso es una mezcla fatal…

    Disfruto muchísimo de tus escritos!!!

    Muchos besos

    Marcela

  2. Escapar de la ausencia, escaparse a otras epocas suele ser doloroso, por causa de la propia ausencia que asecha el presente. Más bien alojarse en reinos nuevos es imaginarios.

  3. Me gustó tu texto, eso si no me gustan las ausencias, se vista con el ropaje que se vista, escapo de ella lo más rápido que pueda a mi mundo interior, un abrazo, besitos.

  4. Me gustan tus textos Mobtomas, tienen algo de verdad y personalidad. Te enlazo desde mi blog, eljuiciodeparis, que visitaste ayer (ya he contestado). Nos leemos.

  5. Hola!
    Che, qué bueno, qué buen texto. Como ya dijo alguien, hay que hacer trampa… o darle charla.
    Dolorosa Ausencia, Tristeza, Melancolía… todas suelen colarse de prepo, sin invitación.
    Beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s