Sola

Extraña manera de esperar el momento. Sentada con sus ochentaytantos años repartidos en sus posaderas (cuarentaypico en cada glúteo). Mirando al infinito. Sola en la mesa ante una taza de café. Junto al suyo hay otro mantel con cubiertos. ¿Espera a alguien más y no sólo al momento final? Es un café de segunda, de esos que pertenecen a cadenas de supermercados. Ella intenta disimular su edad con el cabello teñido de un tono tan oscuro como el de ningún cabello natural. Sus gafas son de grueso armazón y con lentes que parecen robados a un gran telescopio. Huele a muchos años, por más que intente disimularlo con perfume intenso. Huele a últimos días. Es curioso cómo la vida desperdiciada y la vida bien aprovechada huelen igual a esta edad. Probablemente está recordando un amor vivido o imaginado,  estas alturas ya todo resulta lo mismo. Todo se confunde. Espera sin esperar y sin embargo tiene miedo de dar el paso final. ¿Será el miedo a lo desconocido? Esos temblores nerviosos y esos achaques la tienen harta. Pero ha aguantado tanto que siente que ya no vale la pena apresurar nada. Algunas veces pensó que la vida termina y uno es olvidado tarde o temprano. Ahora sabe que para ser olvidado no es necesario morir, sólo basta vivir lo suficiente. Le gustaría morir en su cama, durmiendo; y le da pavor perecer en un lugar público, como este café, o en la calle. Piensa en eso mientras le da un sorbo a su bebida, ahora tan fría como su corazón. Si tuviera mucho dinero igual y sería atractiva para algún joven, pero apenas tiene para ir al día y suprimir a medias sus carencias. ¿Quién irá a su funeral? ¿Sus nietos y bisnietos?, ¿los pocos hijos que le quedan vivos? Irá el que se sienta comprometido, nadie irá porque la quiera, si la quisieran no la dejarían tan sola. Y sola la dejaré también, perdida en su olvido.

Anuncios

4 comentarios en “Sola

  1. “Huele a muchos años”, es una frase sublime… muy acertada… ¿cómo eso se nota no?…

    que triste estar sola… con la soledad… creo que morirse no importa tanto, si es que en los años se ha quedado el brillo del sol de los días pasados… , pero cuantos hay que han descubierto que “para ser olvidado no es necesario morir, sólo basta vivir lo suficiente….”

    espero vivir lo suficiente, como para que la gente (que quiero) no me olvide… y conste que no deseo morir joven… !

    saludos..

    Me gusta

  2. Perfumes típicos para camuflar el “huele a muchos años” que en el fondo lo que hacen es acentuar los años: Opium de Yves Saint Laurent, Coco Chanel y el n.5 de Chanel también…
    De mí también se olvidarán. Mejor. Hay gente que vive obsesionada en ser recordada, esto me produce miedo, prefiero aplicarme el título de una película “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto” Dir. Agustín Díaz Yanes.

    Me gusta

  3. Tu mente puede traernos con toda maestría, lo más íntimo de cualquier personaje y plantearnos lo que nos ocurre a todos, en mayor o menor intensidad.
    La situación psicológica de “Sola” me recuerda a gente que he conocido y ahora mismo estoy reviviendo sus miradas. Esas vecinas aisladas en sus edificios y aquellas tías que se nos fueron cuando apenas crecíamos.
    Me devuelves mi conciencia en cada escrito. Bellísimo relato.

    un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s