Ya ni llorar es bueno

Recuerdo la época en que arrojaba piedras a las multitudes, señalando al que mentía por ganarse un mendrugo de pan. Odiando al que aspiraba cada año a tener un auto nuevo y condenando a los que iban al país del adulterio. Con risa soberbia me reía del que rogaba que le tocaran el sexo y de aquel que lloraba porque en su libertad se sentía preso. No soportaba a quien vivía como los demás le dictaban. Yo me sonreía entonces, pero ahora los entiendo y hasta perdí la risa.

Me recuerdo despreciando al que iba a la casa de Dios a pedir auxilio, y también del que la misma ayuda la pedía a su vecino. Ahora que la inmortalidad se me escapó de las manos, me encuentro actuando papeles que ayer hubiera yo rechazado. Ahora sé que la imagen y semejanza que compartimos con el Creador es la posibilidad de hacer el bien o el mal desde el fondo del corazón.

Por fin entiendo eso de que con la vara que mides serás medido y todo me dolería menos si ella estuviese aún conmigo. Camino solo la ruta que me ha de llevar hasta el final. A veces estoy tan cansado que ya no puedo ni mirar.

Ojalá sea cierto eso de que todos podemos aspirar a ser perdonados, si en verdad queremos vivir sin estar equivocados. Ya no me burlo con tanta fuerza, es más, ya no me burlo en lo absoluto, desde que me descubrí haciendo lo que hace cualquier adulto.

Me hubiese gustado conservar mi inocencia, pero ya ni llorar es bueno, ahora sólo aspiro a la paciencia.

10 comentarios en “Ya ni llorar es bueno

  1. Ánimo!! Nadie es perfecto, pero darse cuenta es un paso que te acerca a la meta. Yo te aprecio mucho, ya ves! La sinceridad que tienes hacia tí mismo y hacia los demás…, la capacidad ver en qué falla uno y estar dispuesto a aprovechar la oportunidad si se le vuelve a presentar, es lo que hace que estés vivo 🙂

    Igual me mandas a hacer puñetas, pero al leer este post me has recordado al personaje que interpreta Robert de Niro en “La misión”. A mí me encanta, la verdad. El que se levanta, el que pide y acepta que le perdonen, el que no se detiene a la hora de alcanzar sus ideales…

    Todavía hay un niño dentro de tí, todavía conservas esa inocencia. Búscala y no te será difícil volverte a sentir capaz de llorar y de reír. Estás vivo y eso es más de lo que muchos pueden decir y andan por ahí 😉

    Un abrazo enorme!!

  2. Es cautivador, tu texto, se siente sinceridad detrás de las líneas.

    Yo también sentí algo parecido hace un par de años: la pérdida de inocencia, el pasaje del niño al adulto en un evento/recuerdo/sentimiento preciso, la inevitable culpa porque también había condenado mucho aquello que me estaba volviendo, o sea un adulto. Luego entendí que esa pérdida de inocencia en realidad no era una pérdida, era solo una herida que, al sanar, me hacía recuperar la inocencia, pero ya sin el niño. Me pareció entonces entender que si seguía frenando al tiempo, condenando al niño a extenderse más de lo debido, entonces éste se convertiría en un monstruo, en un niño viejo que me controlaría. Fue así que decidí que era mejor esforzarme por convertirme en un buen adulto. El niño se fue, pero su esencia se salvó. Después de la paciencia viene la construcción. Yo me encuentro en esa etapa. Más no puedo decirte: aunque ya no soy un niño soy muy joven aún. Más bien ya hablé demasiado, y es que disfruté y me identifiqué en tu texto.

    ¡Un fuerte abrazo!

  3. Te entiendo perfectamente. Muchisima gente se sentirá identificada con este texto y es que tarde o temprano todos llegamos a ese punto.

    Un saludo y un abrazo fuerte

    No daré consejos y ni opinare sobre el texto, porque al fin de al cabo sigo siendo una niña que no deja de aprehender…pero si le diré una cosa: la inocencia nunca se pierde del todo.

  4. Tus palabras me leen pensamientos. Cuando se es muy joven aún no se ha tenido la oportunidad de enfrentarse a situaciones en las que elegir qué queremos hacer y, por ende, qué/quién queremos ser y señalamos con el dedo a aquellos que ya lo han hecho aplicando moral de manual a buen precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s