Guadalajara

Ciudad de contradicciones en donde nació mi madre. Igual y eso explica algunas cosas. Ciudad religiosa en cuyas calles hay también demasiados puestos esotéricos y de brujería. Ciudad que en el fondo guarda cierto delicioso sabor a pueblo (aunque hay fuereños idiotas y soberbios que se burlan de eso). Ciudad de lindos templos y de malos conductores, no es raro toparse con autos recién chocados. Ciudad especial para mí porque de aquí son personas entrañables. Ciudad que se me gusta más que Miami, sin contar que aquí la cerveza es mucho más barata. Es posible que sepas desde hace rato que hablo de Guadalajara. Mucha comida, muchos tacos. Comí tortas ahogadas, que no me fascinaron. Me disculparán también porque no me gustó el tejuino con nieve de limón, pero me agradó mucho el gusto que aquí se le tiene a la canción. Ciudad que a pesar de su tradición va cediendo a la presión ilógica de la modernidad (si no me crees, cuando vayas pregunta por la casa gemela que destruyó la universidad). Ciudad linda que dista de ser perfecta, a la que probablemente regrese. Ciudad en la que siento como si mucha gente fuera mi pariente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s