Ando y endo (sin ir a nungún lado)

Soñando, robando, mintiendo y diciendo la verdad. Huyendo, enterrando, añorando e inventando historias que jamás fueron. El cuentista termina engañado por sus propias invenciones, confundiendo el arriba con el abajo y el adentro con el ojalá fuera. Comprando, exigiendo, conservando, muriendo a cada momento. El almacenador de materias guarda mucho en su hogar, hasta quedar sepultado en sus colecciones, ya lo encontrarán cuando se note que no ha pagado sus impuestos en cinco años, mientras tanto nadie da nada de más por él, y nadie lo echa de menos. Construyendo, derribando, seduciendo y abandonando. El Don Juan pirado se sale con la suya hasta que alguien lo atrapa con las manos en la masa, mal sabor de boca tiene el ladrón cuando es capturado rogando. Conociendo, ignorando, pagando, a veces no de inmediato. El Karma no siempre es instantáneo, pero el equilibrio debe conservarse; todos sabemos que no sabemos nada, aunque nos cueste aceptarlo. Temiendo, temblando sintiendo hasta llegar a la anestesia total. Riendo, llorando, implorando y construyendo un orgullo de Babel. Pidiendo perdón sin perdonar, arrollando en el camino a todos los que se dejan. No es tristeza, sólo es realidad.

Anuncios

7 comentarios en “Ando y endo (sin ir a nungún lado)

  1. Realidades y fantasías
    Somos un poco de todo…

    Autopsicografía

    El poeta es un fingidor.
    Finge tan completamente
    Que hasta finge que es dolor
    El dolor que de veras siente.

    Y quienes leen lo que escribe,
    Sienten, en el dolor leído,
    No los dos que el poeta vive
    Sino aquél que no han tenido.

    Y así va por su camino,
    Distrayendo a la razón,
    Ese tren sin real destino
    Que se llama corazón.

    Besosssssssssss y lindo finde

    Me gusta

    • Muchas gracias Gizz, excelente. Y precisamente hoy leí una frase de Oscar Wilde que decía algo así como “la mala poesía es la más sincera”. A veces esos poetas se fijan más en el estilo que en el sentimiento. Menos mal que yo sólo malabareo con palabras. Muchas gracias de nuevo por tan excelente comentario. Te envío un fuerte abrazo, con mi constante agradecimiento.

      Me gusta

  2. pues creo que si es un poco triste… pero seguro que el equilibrio es el (casi) todo en ésta vida…. aunque cuando la balanza se inclina de un lado amañadamente…. ¿cómo encuentras el equilibrio justo (y necesario)?…

    … ojalá todos fueramos menos egoístas.. pero supongo que en ésta vida tampoco se vale ser ingenuo ¿no?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s