Regla del mercenario con ética

No te pongas camisetas, no te vendas a banderas, ni a corporaciones, no es cuestión de corazones, el tuyo mejor guárdalo para la persona correcta o para tu propia empresa antes de que la vendas o de que te vendan.

Lo mejor es ser un mercenario con ética, ser lo más profesional posible y quedarte donde más te conviene, primero tú y después tú… Así te evitarás decepciones y mira que vale más prevenirlas porque la vida da muchas de a gratis.

No es cobardía, simplemente no te dejes dominar. No vendas tu alma por un escupitajo, no importa qué tan dorado sea.

Pero ten cuidado al quitarte la camiseta, si es que ya te la pusiste. Jamás te la quites en época de fríos, mira que las pulmonías matan como mata el hambre.

Alguna vez me dijo una prostituta, si no compras no me quites el tiempo; pues aprende a decir lo mismo en los lugares que no te corresponden.

En cuestiones de trabajo todos somos putas cuando laboramos para alguien más.

Analiza las cosas lo más temprano posible, mira que el tiempo pasa rápido y como casi todo en la vida, no perdona, y como pocas cosas en la vida, el tiempo no negocia.

Sé agradecido y no te hagas de enemigos, te lo digo por experiencia propia, hacerse odiar por estupideces esa es otra manera de dificultarse la vida, pero también evita la hipocresía, cuestiona la autoridad y procura no lamer botas, debe saber feo (eso no lo sé de cierto, pero lo supongo) y además da un horrendo espectáculo (lo he visto muchas veces).

En fin, te lo digo para que no lo olvides, creeme hoy que estoy bastante decepcionado, precisamente por no haber seguido mi regla del mercenario con ética.

Anuncios

16 comentarios en “Regla del mercenario con ética

  1. Me parece una reflexión interesantísima a tener en cuenta. Yo también considero que es importante no venderse, por encima de todo están los principios y traicionarlos supone la pérdida de identidad personal.
    Mucha gente “tiene que tragar” y prostituirse en el trabajo, me refiero a esa obediencia ciega al de arriba; no hay más remedio quizá, cuando hay un sueldo con el que sobrevivir o sustentar a terceros.
    Otros tienen más suerte y pueden decidir marcharse cuando se trata de no traicionarse internamente. Por suerte pertenezco al segundo grupo y estoy agradecida por ello.
    Saludos

    Me gusta

    • Bueno, no recuerdo quién dijo “sólo por dinero lo hacemos”. Sinceramente creo que en algún momento todos nos vendemos, pero la cosa es no venderse más allá del límite, no vender el alma y el corazón. Sólo la venta suficiente para subsistir. Saludos Ginebra.

      Me gusta

  2. Ser un mercenario con ética es bastante complicado, yo soy incapaz de aplicármelo, así que las decepciones… quieras o no, siempre acaban llegando!
    Quedémonos con las cosas buenas que por el camino también nos encontramos!
    besines

    Me gusta

    • Hola Vane, igual es no creerse que somos muy valiosos para otros (comercial o laboralmente hablando), porque al final es una patada en algún lugar y quizá, pero muy quizá, un relojito grabado. Está bien, así es esto de la productividad, somos engranes, nomás que no hay que permitir que nos dejen sin dientes. Un abrazo.

      Me gusta

    • Hola Belén, sí, al final todos nos vendemos, en este mundo pesa más el cuerpo que el alma… pero al venderse creo que no hay que vender todo hasta quedarnos sólo con la nada. Un abrazo.

      Me gusta

  3. es difícil mantenerse en una línea, seguirla sin desvíos ni consideraciones… es difícil ser honrado en estos tiempos donde todo vale, donde el yo impera sin piedad.

    tú me importas pero yo me importo más y por eso te digo: adiós muy buenas o si te he visto no me acuerdo… aunque me suenan esas rayas de colores.

    es difícil… mantenerse cerca de los enemigos para tenerlos a raya.

    biquiños,

    Me gusta

    • Dicen que es difícil caminar por el lodo sin mancharse, imagino que al menos se podrá hacer sin acabar todo embarrado. Y los enemigos Aldabra, dicen que si no se puede uno mantener a buena distancia, o uno NO es Vito Corleone, pues lo mejor es no perderlos de vista, aunque eso no implique para nada cercanía. Saludos.

      Me gusta

  4. Tema peliagudo el que tratas hoy. Creo que es imposible mantener “controlado” al enemigo. O estás dentro o estás fuera,. Aunque a veces tengamos que estar en un tremendo equilibrio. Llego a la conclusión que al final siempre ganan los mismos, mientras eso ocurre, se hace lo que se puede y siempre nos salpica por muy noble y honesto que uuno se crea.

    Besos

    Me gusta

    • Es verdad Milu, es algo complicado, también sucede que uno podrá teenr ideals y estar seguro de ellos, pero poco a poco va siendo tragado, sin darse cuenta, hasta que le llega a uno el agua al cuello. Pero bueno, se hace lo que se puede. Un abrazo.

      Me gusta

  5. Principios, ideales, amor propio, ética…todo eso en el tercer mundo no significa nada. Tanto tienes, tanto vales? esa es la gran decepción.

    Saluditos vacacionales….alguien las pagó 😀 sino dudo que las hiciera.

    Me gusta

  6. Me quedo con lo de cuestionar la autoridad y no lamer botas. Es importantísimo no dejarse dominar ni doblegar por otros seres humanos que se creen “superiores”.

    Ah bueno y lo de no vender el alma eso es fundamental, sin eso no somos más que una caja vacía.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s