La luna no es de queso

Cuando tus sueños explotan y corren como esclavos sin dueño, es tiempo de despertar a la realidad de lo eterno. Entretanto el manco de Lepanto espanta las ganas de volver a escribir, porque hay poco nuevo que decir. No lo dije yo, ni lo dijo Salomón, ahora saba es una toalla femenina: Vanidad de vanidades, perseguir sombras, buscar rimas de col cuando nada hay nuevo bajo el sol. Anillo de oro en hocico de cerdo es la mujr bella con poco cerebro; tú y yo no terminamos siendo pareja, pero yo me cansé de ser tu perro. Malabares mal tirados y villanos que no son malvados; tecnología de punta mientras seguimos siendo los mismos hijos de puta. Apocalipsis ahora, como fantasías animadas de ayer y hoy, siempre es igual sólo que ahora a colores y en 3D. Yo no dije nada, al que habla lo llevan al paredón, con toques en las partes nobles y encostalado cae en la fosa común. No corras, no empujes ni grites, no por querer llegar primero te salvas del matadero. Todos llegamos al final, el punto radica en bien llegar. No soy tu mártir, ni quiero que sufras por mí, sólo quiero que vivas y dejes morir. Espeseando el chocolate aclaro mis cuentas, me retiro a las montañas para hablar en lenguas muertas. No me calienta ni el astro rey, no me anima ni el viagra, es hora te tomar el tren y no vernos en semanas. Dije más de lo que pretendía, mostré más de lo que quise, sostengo lo que dije y al final no dije nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s