Entonces lo sabrás

Cuando las modas comienzan a serte ruidosas.
Cuando la masa te resulta demasiado insoportable.
Cuando eres la pieza que no encaja, aunque hables el mismo idioma que los demás.
Es porque comiste la manzana prohibida.

Cuando eres demasiado joven como para estar muerto, y demasiado viejo como para disfrutar el caos.
Cuando de las ciudades sólo notas la avaricia, el egoísmo y la ruina.
Cuando sabes que todos somos iguales sin importar fronteras o islas en la historia.
Cuando quieres seguir cambiando las cosas aunque estás convencido de que es un imposible.
Cuando sabes que la decadencia es inevitable y ya es parte integral del aire que respiras.
Cuando recuerdas mejor las memorias lejanas que el presente inmediato.
Sabrás lo que siento hoy.

Cuando la música del día sabe a vomitada y no te dice nada.
Cuando el pasado es dorado y necesitas drogarte para no enfrentarlo.
Cuando encuentras la salida, habiendo dejado de buscarla.
Será momento de remojar tus barbas y empacar.

Cuando el enamoramiento es un estado ficticio e ilusorio.
Cuando sólo te calienta el sol y aceptas estóico los insultos de la impotencia.
Cuando la era digital te envuelve en su simulación.
Sabrás que de verdad está cerca el final.

Cuando por fin te enteras que el sentido existencial es aceptar el sinsentido.
Cuando aceptas por fin la vida, tal como va, tal como viene.
Cuando esperas con ansias atestiguar otro nuevo día.
Lo más probable es que en dos segundos más estés muerto.

4 comentarios en “Entonces lo sabrás

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s