Su icidio

Mi icidio será el acto de la mayor libertad personal… o eso es lo que creo
Tu icidio será algo que muchos de nosotros no comprenderemos
Su icidio poco nos importará si nunca le conocimos
Su icidio será doloroso para muchos si acaso es hermosa
Nuestro icidio sólo será una locura, de pareja o colectiva, pero locura de cualquier manera
Vuestro icidio suena a algo fuera de época
Su icidio es sólo un concepto, nadie se va antes ni después de la fecha establecida.

Hay quienes han intentado sin éxito quitarse la vida más de seis veces, y siguen viviendo.
Hubo quienes no lo buscaron y murieron repentinamente.
Pareciera entonces que no existen los suicidas. Pueden ser personas que llegaron a su final de manera aparentemente voluntaria, que de no morir así hubiesen muerto de causas oridnarias.
Cada quien tiene su momento, creo, aunque al final la pregunta principal siempre será: ¿qué es lo que impide cada día que nos quitemos la vida? O si lo quieres en positivo: ¿qué es lo que nos motiva a seguir vivos?

7 comentarios en “Su icidio

  1. Profunda conjugación!
    La pregunta?
    Imagino, tiene millones de respuestas, como millones seguimos intentando, conjugar el verbo VIVIR

    Besotesss y linda semana!

  2. a mí me motiva, básica y principalmente, el amor a los míos: mi hija, mi pareja, mis padres, la familia, los amigos… todo eso hace que mi vida merezca la pena…

    después están: el trabajo que me permite vivir con cierta comodidad (soy afortunada pero también me lo he currado), los libros, la escritura, el cine, tejer, los paseos, la playa, hacer pilates, los viajes, las flores, los olores, la música, LA COMIDA (me encanta comer), el vino, la cerveza… los amigos de los blogs…

    Hay miles de cosas que merecen la pena.

    • Claro, las hay. Si no las huboera seríamos como Lemmings arrojándonos a montones por un precipicio (al menos esa es la imagen que nos dio un documantal de Disney de los 50). Creo que lo que nos hace seguir es ese todo por lo que estamos aquí. Un abrazo Aldabra

  3. Pero hubo una época en la que quería morir cada día. En que tenía que hacer profundos esfuerzos para salir de la cama.
    Y hubo otra época anterior en la que quise morir cada día y hasta lo intenté, con muy poco éxito; igual tampoco quería morirme del todo, sólo un poquito.

    biquiños,.

    • Hay épocas oscuras. Este escrito no pude haberlo hecho de no haber pasado por alguna de esas. No es el presente, pero las ideas quedan. La vida no es plana, llana ni lisa, es como una montaña rusa, por eso no hay que olvidar la brújula. Saludos Aldabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s