Disculpas

Sólo estaba tirando piedras a la multitud y arrojando dardos al azar. No imaginé que pudiera darle a alguien, no sospeché que te pudieran alcanzar.

Mis palabras sólo buscaban ser agradables, no tenían intención verdadera; lo siento si las escuchaste detenidamente y creíste que eran sinceras.

Yo también fui lastimado en el pasado, por eso ahora sólo me divierto.

Te aseguro que no fue mi intención confundirte, ni que tomaras el asunto en serio. Quizás los besos fueron para darte confianza, pero yo la verdad en ellos no sentí nada.

Confieso que los abrazos fueron para levantarte el ánimo, pero te aseguro que jamás me interesó tu alma.

Las cartas que te di fueron igual entregadas a otras personas, si no ¿cómo creerías que pudieran ocurrírseme tantas cosas?

Lamento que de tu parte no fuera también un juego, yo ignoré siempre la honestidad de tu sentimiento.

¿Cómo es que has sido la única persona que me ha tomado en serio? Lamento decirte que yo contigo jamás podré hacerlo.

Las señales son tan parecidas y los resultados tan diferentes; pero no te desanimes, pues en este mundo hay mucha gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s