¿Dónde jugarán los viejos?

Los tiempos cambian, siempre. Lo único constante en la vida es el cambio, sin duda.

Antes los viejos se reunían en cafés de esquina para beber el licor que probablemente mató a Balzac y para jugar ajedrez.

Debido a la subida de las crisis económicas ya la baja de las pensiones, los viejos pusieron su bebida en termos y se citaron en parques públicos para jugar el juego de los reyes. En esos mismos parques donde jugaban los niños, quienes sudaban bajo el sol o empapados de lluvia, mientras los viejos jugaban ajedrez.

Hoy tenemos más crisis económicas, más inseguridad y crimen, más asepsia paranóica. No salgas que te matan, no asomes la nariz porque te pueden contagiar los microbios aviarios asesinos de las gallinas acatarradas. Hay alergias de primavera y secuestradores en cada esquina. Hoy los niños juegan encerrados frente  a monitores de colores, alta definición que define su salud sin que lo noten. Alcanzar logros sin hacer realmente nada. Los niños ya no ensucian sus ropas al jugar videojuegos, todo está bajo control aparente. Alimentándose de comida semipreparada, empacada y bien conservada, química artificial, azúcar y mierda con saborizante artificial con sabó a frutas. Los niños no se enferman de diarreas ni de infecciones. Sólo suben sus presiones y la diabetes toca a las puertas de sus organismos.

Los niños ya no juegan a ser ladrones, soldados, vaqueros o policías, ahora son soldados, ladrones, vaqueros y policías virtuales, expertos en violencia. Benditos sean los fabricantes de los videojuegos al reforzar lo que enseña la TV y el cine de hoy, ejercitando las mentes de los niños con tácticas y situaciones de violenia extrema, mientras sus ropas duran más y se ensucian menos. Preparándose para la vida real.

¿Y los viejos? Pues como no son inmunes a las crisis ni a la violencia, y los parques públicos son hoy tan quietos como los cementerios, asociación que para cualquier viejo es de mal agüero, han decidido citarse en áreas de comida rápida de asépticos centros comerciales (donde el coronel Sanders sirve ensalada enriquecida con Escherichia coli), y en las mesas juegan ajedrez.

Anuncios

Un comentario en “¿Dónde jugarán los viejos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s