Un misterio

Muriendo lentamente, con cada respiro, en cada latido.
Muriendo aunque goces de buena salud, aunque te asole la enfermedad, cualquier camino te lleva hacia allá.
Cumpliendo, sin que lo notes, eso que dicta tu destino.
Siendo algo distinto a lo que quisieras ser, y a lo que los demás creen que eres. Un misterio que muere.
Un misterio que hace algunos años dejó de sentirse inmortal. Un misterio al que acecha el momento final, igual que son acechados los ancianos y los bebés, tal como es acechado cualquiera a cualquier edad.
Un misterio que a nadie importa y que jamás será descifrado.
Un misterio como el de cualquiera, un misterio que siempre fue, y será, polvo. Que vale lo mismo que los demás, ni más, ni menos.
Un misterio de pellejo. Muriendo lentamente, para acabar de morir cuando menos lo esperas. Así es la vida.
fin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s