Dejemos que hable el viento

Dejemos que hable el viento, el mismo que se lleva las palabras.
Dejemos que hable, porque yo no tengo nada que agregar.
Dejemos que hable el viento porque con tanto vocabulario robado debe tener mucho que decir, y porque de nosotros ya lo he escuchado todo.
Dejemos que hable porque seguramente ha visto bastante y ha estado en el fin del mundo; en tanto nosotros nos hemos encerrado en las cuatro paredes de una rutina.
Así que vivamos un minuto eterno guardando tú y yo silencio, dejando que hable el viento.

Anuncios

2 comentarios en “Dejemos que hable el viento

  1. Voy a comentar para felicitarte. Ya nadie comenta los blogs, todo se sintetiza en un “Me gusta”. Pero aveces con un “Me gusta” de Facebook no alcanza. Sencillo, corto y sin embargo dice tanto: no hay una sola palabra de más.

    Me gusta

    • Es verdad Migue. Las redes sociales nos han mal acostumbrado a “decir todo” con un solo clic, y eso a la vez no dice mucho. Y eso no es todo, cuando por ejemplo, alguien publica una denuncia de algo reprobable (me ha tocado ver alguien que repudia con una foto un maltrato a un can), uno puede apoyar la exhibición o la denuncia, pero realmente no es un “me gusta” no creo que algo así guste; pero el punto es que o nos estamos automatizando de más (robots cibernéticos) o nos da pena usar el lenguaje. En fin, que fea cosa. ¡Muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar estos escritos! Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s