Falta de intención

Soñé que te vi.
Desperté y no estabas.
Juraste en mi vigilia una permanencia estable.
Y no te apareciste siquiera en mis alucinaciones.
Renunciaste a garantías.
Como renuncia cualquier empresa voraz.
Te alejaste de mí, como el mar.

Échame a mí la culpa.
Total, me asumo de paso.
Quedaré conservado, cuando uses bastón.

Soñé que te amé, desperté amándote.
Pero estabas tan lejos, y tan cerca de mí.
No es cosa de kilómetros.
No es cosa de bits y bytes.
No es más que voluntad y deseos, de estar donde queremos.
Pero necesitaríamos quererlo ambos.
Pero tú divagaste, y yo me perdí.
Así es la cosa.
Así es el el c’est la vie y yo no vi nada.
Sólo el polvo que dejó tu partida
deseando que hubieses podido estar, conmigo en mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s