Esa vieja Penélope

Esa vieja Penélope sin esperanza, que con afán teje y desteje, sentada en una banca de la facultad. Como araña a destiempo, sueña con pasados que no fueron y no desea futuros que no serán.

Penélope de cabeza nevada, con manos laboriosas que deshacen lo que hacen, con el mismo viejo estambre de tonos invernales, similares a los de las películas que vimos cuando éramos nños. Ella gusta de sentarse en una banca de la facultad, porque al ver pasar a la gente siente que elude su soledad.

Esa vieja Penélope todo lo observa, y en el desfile de anónimos reconoce a muchos seres que compartirán un destino similar al suyo. Sabe reconocer el signo de caín que está mezclado con la tragedia de Julieta.

Su Odiseo hace mucho que está enterrado, y Penélope hoy tiene un cuerpo que desde hace tiempo dejó de ser deseado. Esa vieja Penélope, ya sin lobos y sin galanes, aguarda sólo la presencia de aquella que todo se lleva y que al principio quizá fue quien nos abandonó aquí.

Panélope no busca pues la reconciliación con su marido, tampoco ansía una nueva aventura. Teje y desteje al monótono ritmo de la indiferente ociosidad, mientras el sol hace con sus sombras un reloj que marca horas que a nadie importan. Sabré que ella habrá alcanzado su meta deseada, el día en que no la vea sentada en la banca de la faultad.

http://www.craftcouncil.nl.ca/membership/our-juried-members/artist-details/10/
http://www.craftcouncil.nl.ca/membership/our-juried-members/artist-details/10/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s