Volver (y volver)

Suena un nombre, que no es el tuyo.

El indulto tampoco es para ti (al menos conservas las orejas y el rabo).

El cadenero de las puertas del cielo finge no conocerte.

Tendrás que volver a volver.

Círculo virtuocioso de tu vida.

Ciclón de serpiente que se muerde su cola.

Can cuya dieta consiste únicamente en su propio vómito.

Eco perpetuo de tu voz en la caverna infinita.

Eso eres tú, Samsara en bucle, el constante volver y volver.

No eres rey, no estás fuera, ni dentro.

Soñar no cuesta nada, pero en eso se te va la vida.

Al final de la mecha, ninguna explosión, solo el olvido y el reinicio.

Al final del camino otra vez la línea de partida, entera para ti.

Vuelves a volver, para constatar que el todo es realmente la nada.

Y el todo ni siquiera tiene cuernos por donde agarrarlo.

Sin embargo, aunque aprendas, el curso jamás es aprobado.

Tus recursos son muchos, tu capacidad jamás suficiente.

Por eso volverán a sonar nombres, de algunos.

Pero ninguno de ellos será el tuyo en turno, y volverás a volver…

thangka

Un comentario en “Volver (y volver)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s