El día de la escritura

La escritura matutina vale la pena cuando la idea es buena o se recuerda un gran sueño.

La escritura a mediodía suele ser de compromiso, obligada, y quizá de somnolencia si se combinan letras después de comer.

Las escrituras nocturnas pueden valer la pena si retratan algo vivido durante la jornada, que sea realmente digno de contar.

Y las escrituras con alcohol suelen ser malas pero, ¿quién sabe?, en ocasiones son excelentes mentiras y otras son rotundas verdades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s