Inútil

Un arlequín veneciano bailando en miércoles de ceniza.
El ateo comulgando sin fe en la basílica perdida.
La lluvia que inunda el Sahara como una pausa a la sequía.
La tragedia que, de tan triste, dibuja en los rostros sonrisas.
El puente sin sentido que cruza a ningún lado.
El tesoro del avaro solitario y moribundo.
La función de un circo sin espectadores.
Vivir haciendo sólo caso a la ciencia.
Esperar en la estación por la que ya no pasan más trenes.
Golpear con fuerza a un cadáver en la zona que más duele.
El arcón de los secretos que a nadie importan realmente.
El hombre que decía verdades ajusticiado por la gente.
Una pintura olvidada en un sótano oscuro.
La prédica en el desierto, la lágrima de un cocodrilo.
El bello amanecer del último día, Egipto sin el Nilo.
Tan inútil me siento cuando leo ciertas cartas tuyas.
Que me gustaría escaparme al lado oscuro de la luna,
Y olvidarme de todo lo que sucede, dejar de soñar si es que se puede.
Todo eso no tanto por ti, sino porque es lo que yo mismo elegí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s