Cansado y enfermo

Estoy cansado y enfermo de todo. De ti y de mí, de todos. De lo poco que hemos realmente avanzado, como personas y como humanidad.

Estoy cansado de las diferencias que nos arrojamos a los rostros y de perpetuar las nocivas similitudes que nos hunden en el fango como piedras de molino al cuello.

Cansado y enfermo de la justicia de las cortes y de su torcido derecho, de leyes y magistrados de altos precios, gracias a los cuales gobernantes ladrones gozan del pan que roban a niños y ancianos, gracias a los cuales asesinos de estudiantes y bebés siguen sus vidas como si nada, gracias a los cuales violadores y feminicidas siguen libres, pues después de todo sus víctimas “sólo eran mujeres”.

Estoy cansado y enfermo de la opresión, de la ignorancia alimentada para que no pienses nada, de las pocas oportunidades que realmente hay para todos, de las masas que siguen siendo engañadas y que se conforman con el circo ya sin pan.

Estoy cansado y enfermo de la farsa que hacen llamar democracia, en la que nos hacen votar por seres que no son opciones reales, que solo sirven para perpetuar los errores o para imponer tiranos que cometerán los mismos atropellos de sus antecesores, pero usando otros colores.

Estoy cansado de los medios y de las noticias, tanto falsas como verdaderas, que nos bombardean noche y día. Listas de muertes y asesinatos, enumeraciones de todo lo que está mal, son propuestas ni soluciones, simplemente para aterrarnos, para hacernos sentir impotentes y solos, muy solos. Aislados en un mar de odio.

Estoy cansado y enfermo de la indiferencia de los muchos, quienes sólo comienzan a actuar contra  la tiranía y el crimen cuando se convierten en víctimas directas, momento en que ya es demasiado tarde para un cambio digno y sin sangre.

Me producen náuseas los payasos enfundados en actitudes de tiranos, y los grupos de poder que los manejan detrás de gruesas cortinas, imponiendo guerras y economías esclavizantes, usando a la gente como vil carne de cañón.

Estoy cansado y enfermo de que el bien y la verdad sean alabados por todos, de dientes para afuera, mientras se trata de sepultarlos bajo una montaña de oro y mierda.

No hay nada nuevo bajo el sol respecto a los seres humanos, no lo habrá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s