Este cuaderno se inició por ella

Este cuaderno se inició por ella, con ella, y no llegó ni a la mitad para cuando ella fue otra ausencia.

Por ella se desbordaron muchos ríos de palabras, aparecieron ideas desconocidas y nuevas, algo muy infrecuente a estas alturas de mi vida.

Por ella creí en la magia de nuevo y la creatividad se alojó otra vez en mí.

Pero ella se convirtió en ausencia, y empecé a ver de nuevo sólo trucos y prestidigitaciones, sistemas educativos y cosas patentadas, registradas y corporativas.

La pirita no es oro, pero los tontos la confunden con algo valioso.

Para mí ella significó mucho, y la verdad simplemente era otra persona. Mi miopía atacó de nuevo.

Inicié este cuaderno por ella, y no llegué ni a la mitad para cuando ella fue otra ausencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s