Acto de Fe

Fe…

Fe absoluta, de esa capaz de mover montañas y semillas de mostaza. Con fe todo es posible: levantar muertos de sus tumbas, no importa qué tan profundamente estén enterrados ni qué tan podridos sean sus estados. Con fe los hijos desobedientes terminan obedeciendo, arrepentidos, y ganando la herencia paterna. Con fe puedes pasar agujas y camellos a través de los ojos de los ricos, y hacer de este Mundo un Paraíso.

Con la fe todo es posible. Ya lo demostró un profeta, no recuerdo su nombre, ¿Joel, Daniel, Azrael, Ezequiel, Babel, Gabriel?… el nombre es lo de menos, pues lo que importa es el acto de fe. Ese profeta se metió en una jaula llena de leones hambrientos, o creo que los romanos paganos lo metieron allí, y los leones no le hicieron nada a este profeta!!!!! Dios les ordenó a los leones que no se lo comieran, porque él tuvo fe. Dios se manifestó allí porque el profeta tuvo fe.

Los profetas no son escuchados por los hombres de su tiempo. Y los hombres de este tiempo no creen ya en Dios, no creen en nada. Han perdido la fe que los antiguos atesoraban como lo más valioso. Es necesario demostrar el poder de Dios ahora, en estos tiempos nuestros. Es necesario que los hombres vuelvan a creer en su Creador. Por eso entraré en la jaula de los leones en el zoo. Las bestias atacarían a cualquier intruso, pero no a mí, porque tengo fe. Por eso les invito a que estén atentos, que esta semana tengan preparados a sus reporteros cerca de la jaula de los leones, que vaya también toda la gente con sus dispositivos, todos, todos los que quieran registrar una manifestación divina para gloria del Padre. Aleluya!!! Que nadie trate de impedírmelo, pues perderían una gran oportunidad, la de ser quienes muestren al mundo el gran poder de Dios. Si intentan impedirlo, lo sabré y entonces haré otro intento, en otro lugar. Nadie me detendrá, nadie puede detener la Verdad. No pierdan esta oportunidad.

Zorobabel

El texto había sido publicado el lunes antepasado en diversas cuentas de redes sociales, todas con el nombre de usuario Zorobabel. Profeta actual del Señor Nuestro Dios. El mensaje había sido republicado diariamente desde entonces.

El domingo a medio día, casi una semana en que cadenas de tv y cientos de curiosos con dispositivos electrónicos personales montaban guardia ante la jaula de los leónes del zoo. Las autoridades de la ciudad intentaron desalojarlos a todos en un principio, pero fueron convencidas violentamente de no hacer nada y dejar allí a esa turba hambrienta de novedad y escándalo. Los adminitradores del zoológico eran los más felices, pues las visitas y las ventas de golosinas habían alcanzado cifras que ni en un año, o incluso ni en tres.

La curiosidad era tanta como la masa, había momentos en que algunas persons impacientes se retiraban pensado que todo era una estúpida broma, pero llegaban a la vez otras que querían ser testigos del milagro o de la imbecilidad. Los representantes de las televisoras no podían irse, su asignación era terminante, aunque sospecharan que no sucedería nada.

La emoción se encendió, la chispa que detonó el tonel lleno de esperanza fue un tipo de unos 30 años de edad, flaco como el quijote, quien con dispositivo electrónico en mano se acercó a la protección del foso de los leones y comenzó a gritar “Sean testigos de la Gloria del Señor… ¡¡Aleluya!!”. Dicho lo cual arrojó su dispositivo al suelo y se arrojó él al fondo del foso de los felinos.

Los camarógrafos profesionales registraron todo, también los aficionados diletantes, con temblorosas imágenes y autorretratos sélficos. Se captó la única Verdad que el tal Zorobabel demostró: algunos de los seres creados por Dios, fueron dotados de una fuerza asombrosa.

Los grandes felinos, molestos desde hacía días por tanta visita, por tan poco descanso y por haber sido interrumpido de nuevo su sueño del mediodía, no sólo atacaron al moderno profeta, sino que lo descurtizaron por completo con inaudita saña y gran facilidad.

El suceso fue todo un éxito para la cadena televisiva, cuyo rating se disparó a los cielos, donde dicen que habita Dios. La viralización de los videos rompió marcas, pues se captó a detealle cada ángulo del sangriento suceso  El mundo vio una y otra vez a los leones haciendo pedacitos a un tipo, hasta convertirlo en una pulpa roja. El mundo fue testigo y el mundo emitió su opinión en 200 caracteres o menos.

Hubo quienes dijeron que Zorobabel fue simplemente un loco. Los verdaderos creyentes se dividieron en dos opiniones: quienes decían que el tipo no tuvo la fe suficiente, motivo por el cual fue despedazado, y los que juzgaron que Zorobabel se lo buscó por tentar a Dios. La gente, como de costumbre, no logró ponerse de acuerdo.

Hoy han pasado 10 días desde aquel suceso, y todos han olvidado al loco Zorobabel. Sin embargo, los leones siguen siendo el centro de una controversia que el fallido profeta desató: “La sociedad considera que los animales del zoo no están siendo bien atendidos, tanta furia no es normal en los animales en cautiverio. ¿Será que el director del zoo está malversand los fondos asignados al cuidado de los animales?” Si la tragedia expone otro caso de corrupción administrativa, el sacrificio del profeta no habrá sido en vano.

Junio 2006

Daniel-6-Daniel-in-the-Lions-Den

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s