No soñé contigo

Para quien inspira y aporta ideas en eras de vacas flacas

No soñé contigo, de hecho ni siquiera dormí.

Pasé la noche pensando en ti, en volverte a ver,

en tu personalidad, tus ideas, tu voz y tu risa.

Pasé la noche pensando en cómo se puede adelantar el tiempo,

pero llegué a la conclusión de que todo llega en su momento.

No soñé contigo, estuve pensando y pensando en ti,

emocionado porque pronto estaremos ambos frente a frente,

para vernos y escucharnos sin tecnología de por medio,

efectuando un encuentro tal y como lo dictan las normas de los más lejanos ancestros.

No soñé contigo, de hecho ni siquiera dormí,

porque pasé la noche pensando y pensando en ti.

Y si lo analizamos, eso no tiene nada de raro,

porque incluso durante el día,

en ti me la vivo pensando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s