Antes

Ojalá todo fuera como cuando paseábamos por el parque, antes de ser amantes.

Añoro los tiempos de la cortesía y el cortejo, en que siempre había alegría en cada reencuentro y la ausencia era un hueco imposible de llenar.

Ojalá todo fuera como cuando te llamaba “señora” o te hablaba de “usted”.

Dulces tiempos antes de la intimidad, de la exploración de pieles y de la saciedad tras regresar del éxtasis.

Ojalá todo fuera como cuando la confianza no era excesiva y todo era sonrisas.

Cómo me hubiera gustado que no se perdieran esos tiempos de total respeto, del “hay tanto por descubrir”, del “muero de deseo”.

Ojalá jamás hubieran llegado las posesiones ni los reclamos.

Pero bueno, al final nada es para siempre y todo va para el mismo lugar.

renoir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s