Dejemos que hable el viento

Dejemos que hable el viento, total siempre se lleva las palabras. Dejemos que hable, porque yo no tengo nada que agregar. Dejemos que hable el viento porque con tanto vocabulario robado debe tener mucho que decir, y porque de nosotros ya lo he escuchado todo. Dejemos que hable porque seguramente ha visto bastante y ha estado en el fin del mundo; en tanto nosotros nos hemos encerrado en las cuatro paredes de una rutina. Así que vivamos un minuto eterno guardando tú y yo silencio, dejando que hable el viento.

Anuncios

10 comentarios en “Dejemos que hable el viento

  1. Todo el fin de semana me lo pase con esto en la cabeza, tan cierto, tan real, tan “porque no se me ocurrio a mi” (a esta altura debes haber notado soy algo envidioso, pero no me molesta)…
    En fin, dejemos que hable el viento…

    Me gusta

  2. Solo leerlo se sintió como una brisa refrescante… de verdades.
    Y pensar que alguna vez respiramos el mismo aire que se heló en Alaska, que destrozó en tornados, que hizo volar a un ágila… y q se encerró en tu cuarto cuando decidiste cerrar la ventana…
    y después preguntan por qué soñamos…

    shhhh

    :*

    Me gusta

  3. Ese mismo viento que nos trae aromas, aromas que despiertan nuestros mas profundos sentimientos, ira, amor, felicidad; y que se alejan tan pronto el viendo deja de soplar…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s