El falso profeta

El falso profeta predijo que esto iba a pasar, pero no fue en realidad una profecía, sino un acto de sentido común.

El falso profeta dijo que el reino de Dios comienza aquí y ahora; pero los santos varones que respiran aire encerrado lo callaron ordenándole, como penitencia, que escribiera 500 veces el Sermón de la Montaña.

El falso profeta dijo que la espiritualidad no se relaciona con los bienes materiales, que no se es superior a los demás por la cantidad de anillos de oro que uno posea. La banca de la ortodoxia lo mandó arrestar por intentar desestabilizar la economía mundial.

El falso profeta al salir de su arresto dijo que todos tenemos los mismos derechos y que debe imperar la razón, por este motivo políticos y militares hablaron muy seriamente con los santos varones.

El falso profeta fue tildado por la religión imperante, además de falso, de blasfemo, hereje, apóstata e impostor. Algo similar a lo que según dicen le sucedió a Jesús.

El falso profeta iba a ser arrestado para encarcelarlo definitivamente mientras encabezaba una marcha pacífica, pero fue muerto de un balazo por un hombre que decía defender los valores tradicionales y salvaguardar las palabras del Todopoderoso.

La gente bien se alegró del fin del falso profeta, y el equilibrio siguió tan desequilibrado como de costumbre.

Mal y de malas (los bienaventurados del más allá)

rachas de mala suerte.
años de desgracias por espejos rotos, por gatos negros que cruzaron en sus caminos.
corazones en pedazos regados por los suelos.
lágrimas que corren formando océanos
lluvia de escupitajos caída del cielo.
el rostro de Dios completamente negado.
sin poder ver tampoco la sonrisa del Diablo.
blues citadinos o campiranos de profundo sentimiento.
el alcohol corriendo, bajando y bajándolos hacia el infierno.
para ellos el Sermón de la Montaña.
según esto todo estará bien “mañana”.
mientras tanto prisiones de desgracia, condenas de cadena perpetua.
gente que no ve nacer el sol y sólo se carcome en lluviosos mediodías.
no hay melodías que llenen sus vidas vacías.
por el momento sólo es aquí y ahora.
y hay quienes preguntan por qué lloran.
Job no estaba tan jodido, ni Jonás tan perdido.
edificios grises con muchas personas adentro.
soledades hacinadas, multitudes sofocadas, asesinos potenciados.
depresiones presionantes. niños armados.
vejez prematura en primaveras perdidas.
los dados nunca suelen favorecerles con números.
la generosidad es un término abstracto.
todo es izquierdo, todo es negro.
rachas de mala suerte que no acaban.
ahí ni rezar es bueno.