uUUUuuuuUUUUUuuuuuUUUUuuuUUU (Blues de la ambulancia)

Originalmente publicado en Mobtomas:

La sirena a mucha velocidad.
No importa que te tapes los oídos con cera, aunque no tengas eso jamás te seducirá.
Llora más fuerte cuando entra de repente al embotellamiento de hora pico. Pico de ave de mal agüero.
El enfermo dentro de la ambulancia con la ruidosa sirena, nada serena, respira cada vez menos.
Los paramédicos preocupados.
Más rápido que la ambulancia anda una tortuga con las patas amputadas.
¡Puta madre!, dice quien conduce el vehículo de emergencias.
Los conductores de los demás autos se estresan cada vez más, al ver que la ambulancia no tiene por donde pasar.
Sirena a todo pulmón canta su jodida canción.
Los conductores se preocupan porque no saben hacia dónde moverse, sin pensar que no hay espacios vacíos para dónde hacerse.
Las ventas de autos este año se han incrementado, las facilidades para hacerse de uno son más sencillas que la ninfómana sin moral…

Ver original 201 palabras más

Los amantes equivocados

Originalmente publicado en Mobtomas:

Ella era el horario de oficina, él era la eternidad. A pesar de sus purezas cristalinas, no tenían nada de que hablar.

Ella siempre tenía prisa, él nunca iba a ningún lado. No me preguntes cómo ni cuándo, pero sé que terminaron juntos.

Ella soñaba contando, él contaba sus sueños.  Como siempre, la rutina terminó haciendo trizas el velo del misterio.

Ella ganaba mucho dinero, él gastaba más de la cuenta. Para ejercer presión sobre él, ella lo obligó a pagar la renta.

Ella trataba de cuidar su cuerpo, él empezó a perder el sentido.

Ella se fue con alguien con un futuro sólido, él se quedó durmiendo muy solo.

Ahora sabemos que el amor engaña, y nos hace alabar cosas extrañas. Poco es claro cuando estamos enamorados, y a veces es muy tarde cuando queremos rectificarlo.

Ella murió de úlcera y de cáncer, él murió de frío y de…

Ver original 35 palabras más

Algún día…

Creyéndose soldados de acero, sin ser más que figuras de pajilla pintadas de plata, van por el mundo conquistando efímeros tesoros de inmundicia. Aunque probablemente existe Dios, todo es tan grotesco, ellos se sienten divinos, mientras niegan sus propios demonios. El poder y el dinero han cegado sus ojos, sus sentidos sólo desean el frío contacto del oro. El que a hierro mata, tarde o temprano es muerto por el hierro, y al que más tiene supuestamente más se le exigirá. Ojalá sea esto cierto.

Sus ropas elegantes, sus sonrisas de comercial y sus discursos bajo reflectores no pueden ocultar completamente lo que sucede en derredor. ¿En verdad piensan que el hambriento morirá satisfecho con sus boletos de circo? ¿Creen que el oprimido es feliz cuando carece de un techo? La violencia es lo peor, en vez de solucionar termina desangrando, pero ¿cómo convencer de eso al que esté sediento de venganza? El tiempo suele hacernos olvidar pero difícilmente perdonamos; el hombre es un ser que tiende a repetir su historia, cree que el presente es único y es víctima de sus modas.

El rumbo está marcado de antemano, mientras el mundo gira y sigue girando. Quien está en el centro terminará afuera y el que está abajo, mañana estará en la cima. Pero en algún momento se invertirán los papeles de nuevo. No te dejes engañar por las tendencias, todo ha sido y será siempre lo mismo. Nadie quiere escuchar y nadie nunca ha escuchado. El futuro ha estado siempre escrito en nuestro propio pasado. Y ellos siguen desfilando en su escenario de oropel, que lo aprovechen y disfruten mientras tanto, porque algún día, algún día…

(Enero 1998)

Si nos volvemos a encontrar

Si nos encontramos de nuevo
prometo no reconocerte, y sí hacerme el demente en el accidente
sin clemencia y sin decencia

Si nos encontramos de nuevo
tomemos el ejemplo de los dos barcos extranjeros que se siguen de largo
a buscar su propio iceberg, como expertos en naufragios

Si nos topamos de nuevo
mejor no nos insultemos,
pues recomiendan los doctores que más vale olvidar
que pudrirse lentamente por dentro
el rencor es un horror y arruga el pergamino del camino

Mejor seamos toros indultados
completos, con orejas y rabos
para la siguiente faena en la arena
luchando para no dar pena ajena

Si nos encontramos de nuevo
por mí no hay deudas, aunque no sea jubileo
cada mono en su rama, cada muerto en su caja,
Sólo olvidemos lo que fuimos, y ahora ni siquiera conocidos

Si nos encontramos de nuevo
no perdamos nuestros tiempos en recuerdos de ningún tipo
sigue de frente, sacúdete el polvo
no pido perdones mutuos
sólo sanos olvidos, que lo vivido fue ya en sí suficiente castigo.

ships

El viejo amargado

Originalmente publicado en Mobtomas:

Hoy adolescentes coreográficos con cuerpos olímpicos cantando melodías tan artificiales como desechables. “En mis tiempos eso no era así”, dijo el viejo amargado, y yo te aseguro que el viejo está muy equivocado. La basura siempre ha existido, desde que existe el hombre (quien muchas veces es basura en sí mismo), seguro hubo poetas que intentaron copiar a Virgilio, y Elvis tuvo a muchos que trataron de imitarlo, por eso aseguro que el viejo amargado está muy equivocado.

Sólo lo auténtico perdura, de eso no cabe la menor duda, olvida la seda que viste a la mona, eso sólo es una efímera moda. Me importa menos que un bledo quién es la estrella actual, como tampoco me importa mucho el revolucionario cultural. Estoy muy ocupado con mi propia vida, como para andar analizando ojos ajenos en busca de vigas olímpicas podridas.

El viejo amargado puede criticarme y eso no importa, no escribo para él…

Ver original 130 palabras más

Miss Durazno

Originalmente publicado en Mobtomas:

Miss Durazno (o la señorita Peach) sonreía orgullosa debido a su famélica estampa. Había logrado lo que la ma’ tormenta le impuso como meta en la vida desde el día en que nació (tres meses y medio después de ser concebida, según ma’). Miss Durazno era la reina de la belleza mundial por 365 días terrestres (los plutonianos no saben a cuánto equivale ese tiempo en Mercurio). Todo un año de sonrisas y eventos, ninguno de los cuales le exige a Miss Durazno el uso de sus dos flamantes neuronas (19 años y aún tenían olor a nuevo). Besos de mariposas que se posan en ninguna mejilla. El peso del pesimismo me agobia, pero como cualquier pesimista prefiero llamarme realista. Ma’ tormenta va de salida y Miss Durazno tiene, en teoría, de frente toda su vida. ¿Qué hará en el futuro cuando termine su reinado? No siempre se tienen 19…

Ver original 1 palabra más

Sin…

Originalmente publicado en Mobtomas:

Sin la bisutería color turquesa, sin el común aroma de tu perfume, sin esos zapatos con marca de nombre afamado, sin esos alimentos chatarra, sin esos programas de TV que resecan cerebros, sin esa religión que no es más que opio, sin esas necesidades creadas, sin el sexo tal y como lo venden, sin el sexo tal y como lo compro, sin esa pseudo excelencia laboral, sin ese centro comercial donde no hay relojes, sin el deseo por el auto del año, sin ese éxito al que todos aspiran esperando que les caiga del cielo o muriendo en el intento de alcanzarlo, sin la música comercial del momento, sin la película de moda, sin el despertador, sin las opiniones de los líderes, sin la cuenta bancaria, sin el anhelo de tener hijos sólo porque eso se dice que debe ser, sin esas playas abarrotadas en semana santa, sin desear los cinco…

Ver original 28 palabras más